Madrid City Hall’s green roof combines social and environmental commitment

Ferrovial Services, Madrid City Council and Fundación Capacis developed a green roof on the Cibeles city hall building — a way to fight climate change while supporting social inclusion.

Ferrovial Services, Madrid City Counciland Fundación Capacishave installed a green roof on the Cibeles Palace, Madrid’s City Hall. The project makes it possible to create green areas in the heart of the city, and to provide work for people at risk of social exclusion.

Luis Cueto, General Coordinator of Madrid City Council, says that the project entails “launching a very moving public-private partnership. Green roofs help fight the heat island effect and climate change and they promote efficient water use.” Diario de Madridhas published the following extensive report on the project titled “Green Roof, a solidarity project committed to social integration and the environment.”

The Cibeles Centre Green Roof, measuring 130 square meters, with more than 4,000 plants from a range of species, and based on sustainable architecture, is located on one of the towers of the city hall building. It was installed by a team including 9 differently-abled young persons from Fundación Capacis, under the technical management of the Sylvestrisgroup. This organisation helps with the social and labor inclusion of persons with mental disabilities. Once the garden was installed, one of the young workers was hired to take charge of maintaining it.

Green roofs are a unique opportunity to create green areas in the centre of cities. Madrid, whose buildings are topped by flat roofs (and not gable roofs, as in other European cities), is the perfect location for roof gardens. These green spaces support biodiversity, capture and reduce emissions of CO2, save energy and reduce the greenhouse effect.

Consult more information about the project:

 

 

Video report on YouTube: Green Roof in Madrid City Hall

Ferrovial Servicios colabora con FIEB para dar una segunda vida a los plásticos

Durante la última mitad de siglo, el plástico se ha vuelto un elemento fundamental en nuestras vidas; botellas, bolsas de plástico, recipientes provocando que su fabricación se dispare. Según datos de la ONU, cada año producimos 300 millones de toneladas de plástico. Semejante cantidad provoca un impacto considerable en nuestro planeta, especialmente en los mares. Por ello, desde hace algunos años una de las principales preocupaciones medioambientales es cómo darles una segunda vida a estos materiales.

No todos los plásticos son iguales y por ello su proceso de reciclaje no es homogéneo. No existe una máquina que recicle todo nuestro plástico, que debe ser separado por su composición. Por ello, algunos son más fáciles de reciclar y tienen un mayor valor en el mercado. Sin embargo, otros compuestos tienen un proceso de reciclaje más complicado, que provoca que su valor sea menor, y como consecuencia gran parte de ellos acaben en un vertedero.

Por lo tanto, el reto es encontrar una segunda vida a este tipo de materiales para que no acaben en vertedero. Un ejemplo de respuesta a este desafío es el proyecto que Ferrovial Servicios y Fundación para la Investigación en Etología y Biodiversidad (FIEB) han desarrollado en la sede de FIEB en Toledo. Esta ONG se encarga de la conservación de fauna silvestre en peligro de extinción. Para sus actividades de cría en cautividad, necesitan un tipo de vallado muy específico; muy estrecho y resistente. Ante esta necesidad, surgió una oportunidad que el Centro de Competencia de Medioambiente ha aprovechado.

A través de un nuevo proceso de tratamiento, la compañía es capaz de reciclar estos plásticos sin valor y convertirlos en materiales sólidos y resistentes como las vallas que necesitaban en FIEB. No solo eso, sino que el material resultante es más resistente y duradero que la madera con la que normalmente están fabricadas estas vallas. De este modo, se han construido 300 metros de vallado, 400 metros de perfiles plásticos y se ha evitado el envío a vertedero de 15.000 kilos de residuos plásticos. Una nueva vida, además ayudando al medio ambiente, para unos materiales que de otra forma habrían acabado en un vertedero.

Envío cero residuos a vertedero en el sector de la automoción

Otro ejemplo relevante en este ámbito es el proyecto ‘Zero Waste to Landfill‘, desarrollado por Ferrovial Servicios y Ford, que ha conseguido que ningún residuo generado en la planta de fabricación de automóviles de Almussafes (Valencia) acabe en el vertedero, y por lo tanto pueda tener una segunda vida. Este proyecto consiguió que la planta valenciana de Ford – una de las primeras a nivel nacional en el sector de la automoción en conseguir reducir a cero el envío de residuos a vertedero- deje de enviar 15.000 toneladas al año de residuos al vertedero.

La tecnología y la involucración ciudadana permiten mejorar la tasa de reciclaje de un distrito londinense cerca del 40%

Como parte de la celebración de la semana nacional del reciclaje en Reino Unido, se ha presentado recientemente un proyecto piloto de innovación urbana implantado en Londres que ha puesto de relieve la posibilidad de aumentar cerca del 40% las tasas de reciclaje de residuos orgánicos.

Este proyecto, llevado a cabo gracias al diseño de un novedoso contenedor inteligente denominado ‘Bin Pal’, se ha impulsado gracias al programa Londoners’ Lab, un proyecto diseñado para mejorar el reciclaje orgánico llevado a cabo por Ferrovial Servicios junto con Amey, Greater London Authority, University College London y Future Cities Catapult.

El programa ha tenido como objetivo apoyar el reto de la ciudad de Londres de mejorar sus tasas de reciclaje, en concreto las relacionadas con los residuos orgánicos domésticos. Greater London Authority (administración que gobierna el área urbana de la capital) tiene como objetivo alcanzar una tasa de reciclaje doméstico del 65% para 2030, y una ciudad libre de emisiones de carbono para 2050. En concreto, los desechos orgánicos son un reto medioambiental crítico para la ciudad: en Reino Unido se generan 7 millones toneladas de residuos orgánicos (comida, bebida…), y el envío de estos residuos al vertedero es especialmente perjudicial para el medioambiente.

Para mejorar la conciencia y la participación de los ciudadanos en materia de reciclaje, el programa de Londoners’ Lab ha invitado a estos a diseñar la iniciativa para su comunidad local. El programa ha involucrado a los ciudadanos gracias a la participación de los residentes en el diseño de la iniciativa. Gracias al uso de la tecnología y al uso de elementos visuales se concienció a los ciudadanos de la importancia del reciclaje de los desechos alimenticios con el fin de aumentar la separación de los residuos en origen.

Ferrovial listed on the Dow Jones Sustainability Index for 17th year in a row

  • Ferrovial has been listed on the DJSI World and the DJSI Europe indexes.

  • It is the only Spanish construction and engineering firm to be listed on both indexes.

  • DJSI ratifies Ferrovial as a sustainable company for the 17th year running.

Ferrovial has been included in the Dow Jones Sustainability Index (DJSI) for the 17th year running. The company is listed in both the world and the European DJSI, the only Spanish construction and engineering company to be listed on both these indexes. This year’s list includes four companies from the sector in the world DJSI, with only two in the European DJSI, one of which is Ferrovial.

Ferrovial’s presence in the index vouches for the company’s strong environmental, social and financial credentials, with a special emphasis on financial and environmental areas, where Ferrovial obtains the highest ranking in the sector for Materials, Ecoefficiency and Climate Strategy.

The company was included in the DJSI for the first time in 2002, and also features in other indexes such as the FTSE4Good since 2005 (and its Spanish equivalent, the FTSE4Good IBEX, since 2008), the CDP (Carbon Disclosure Project) since 2009, STOXX since 2010, and MSCI since 2014.

The Dow Jones Index series, launched in 1999, is one of the main global references for corporate responsibility performance. Some 2,500 companies are part of the eligible pool worldwide, with only 10% being listed on the Dow Jones World Sustainability Index,  following a comprehensive assessment by the analytics and research company RobecoSAM.