La tecnología y la involucración ciudadana permiten mejorar la tasa de reciclaje de un distrito londinense cerca del 40%

Como parte de la celebración de la semana nacional del reciclaje en Reino Unido, se ha presentado recientemente un proyecto piloto de innovación urbana implantado en Londres que ha puesto de relieve la posibilidad de aumentar cerca del 40% las tasas de reciclaje de residuos orgánicos.

Este proyecto, llevado a cabo gracias al diseño de un novedoso contenedor inteligente denominado ‘Bin Pal’, se ha impulsado gracias al programa Londoners’ Lab, un proyecto diseñado para mejorar el reciclaje orgánico llevado a cabo por Ferrovial Servicios junto con Amey, Greater London Authority, University College London y Future Cities Catapult.

El programa ha tenido como objetivo apoyar el reto de la ciudad de Londres de mejorar sus tasas de reciclaje, en concreto las relacionadas con los residuos orgánicos domésticos. Greater London Authority (administración que gobierna el área urbana de la capital) tiene como objetivo alcanzar una tasa de reciclaje doméstico del 65% para 2030, y una ciudad libre de emisiones de carbono para 2050. En concreto, los desechos orgánicos son un reto medioambiental crítico para la ciudad: en Reino Unido se generan 7 millones toneladas de residuos orgánicos (comida, bebida…), y el envío de estos residuos al vertedero es especialmente perjudicial para el medioambiente.

Para mejorar la conciencia y la participación de los ciudadanos en materia de reciclaje, el programa de Londoners’ Lab ha invitado a estos a diseñar la iniciativa para su comunidad local. El programa ha involucrado a los ciudadanos gracias a la participación de los residentes en el diseño de la iniciativa. Gracias al uso de la tecnología y al uso de elementos visuales se concienció a los ciudadanos de la importancia del reciclaje de los desechos alimenticios con el fin de aumentar la separación de los residuos en origen.